Obesidad y Tiroides

Las hormonas tiroideas están relacionadas con el peso corporal y con la obesidad. Controlan el metabolismo basal y la energía que consumimos. Por eso los pacientes con hipotiroidismo presenta. habitualmente ganancia de peso y los hipertiroideos, perdida.

Poco se sabe sobre como afectan los tratamientos para el tiroides el peso. Tampoco como se relacionan hormonas tiroideas y obesidad.

La hormona tiroidea no ayuda a bajar de peso.

Desde hace décadas se han descritos estudios donde se observaba que el tratamiento con hormona tiroidea producía perdida de peso. Posteriormente se pudo demostrar que la perdida de peso era muy modesta. Se perdía básicamente agua, por la mejoría del edema del hipotiroidismo (mixedema), y no de tejido graso.

En niños se observo que el tratamiento del hipotiroidismo producía una perdida de peso ligera (solo 0.3 kg). Sin embargo en los hipertiroideos tratados se produjo un aumento de peso importante (7.1 kg de media).

Los pacientes sometidos a extirpación de su tiroides (por cáncer de tiroides o por nódulos tiroideos, etc.) requieren tratamiento con hormona tiroidea. En esta población se observa que el tratamiento hormonal produce un aumento de peso.

El sobrepeso modifica la función de la tiroides.

Hay una relación reciproca entre grasa corporal y hormonas tiroideas. El aumento de grasa corporal en niños y adultos obesos produce aumento de hormonas tiroideas. El motivo de este fenómeno no esta muy claro. Parece que la leptina juega un papel importante. La leptina es una hormona secretada por el tejido adiposo. Sirve al Sistema Nervioso Central como una señal del balance energético y de las reservas grasas existentes. Esta hormona, elevada en los pacientes con exceso de peso, libera desde la hipófisis TSH y favorece el paso de la hormona tiroidea T3 a T4.

Los tratamientos para bajar de peso con hormona tiroides son peligrosos.

El tratamiento con hormona tiroidea a los pacientes cono sobrepeso sin problemas tiroideos no resulto efectivo. Sin embargo es relativamente frecuente encontrar preparados ilegales para tratar la obesidad a los que se ha añadido hormona tiroidea. No solo no son efectivos, sino que el uso de esos preparados produce en muchos pacientes tirotoxicosis e incluso parálisis tirotoxica.

Actualmente se esta investigando análogos sintéticos de hormonas tiroideas para el tratamiento de la obesidad y las dislipemias. Es pronto para aventurar si finalmente tendrán indicación en el tratamiento de estos problemas.

Este es un articulo basado en la revisión de la revista Current Opinión in Endocrinology, Diabetes and Obesity. Vol 19. num 5. Octubre 2012

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *