LA DIETA PROTEICA

Numerosos estudios han demostrado con absoluto rigor científico que la Dieta Proteica, basadas en la administración de alimentos proteicos de alto valor biológico con una disminución sustancial de los aportes de Hidratos de Carbono son efectivas, rápidas y seguras para perder peso.

Nuestra propuesta no esta basada en el consumo de productos de farmacia, ni sobres o barritas o productos de la industria farmacéutica. Tampoco pretendemos lucrarnos vendiendo medicamentos ni aceptamos ninguna de las muchas practicas que los desaprensivos utilizan para sacar partido de los pacientes con exceso de peso.

Las alimentación durante la totalidad de nuestro programa se consigue en las tiendas de alimentación habituales. No hay secretos ni formulas mágicas, no existen.

Los Fundamentos de la DIETA PROTEICA

La DIETA PROTEICA se basa en que los alimentos consumidos son muy bajos en hidratos de carbono, de este modo al inicio de la dieta se consumen las reservas de glucógeno hepático y muscular y posteriormente se produce el consumo de las grasas de reserva desde el tejido adiposo con la producción de CUERPOS CETONICOS. La cetosis que se produce tiene interesantes ventajas como veremos posteriormente.

En la DIETA PROTEICA los alimentos consumidos son ricos en proteínas y, al tratarse de productos de consumo habitual (carnes, pescados, mariscos, moluscos, etc.) también son ricos en grasas.

Desde luego no todas la grasas son igualmente saludables. Las grasas de origen animal suelen ser ricas en ácidos grasos saturados que no son muy recomendables, por lo que hay que tener especial cuidado con el tipo de alimentos consumidos en este tipo de dietas. En nuestra propuesta de DIETA PROTEINADA optamos por alimentos con bajo contenido en grasas saturadas, prefiriendo los productos con una relación (Ag monoinsaturados + Ag polinsaturados) / Ag saturados, alta. Esta ecuación se conoce como Indice Graso.

Al disminuir drásticamente el consumo de hidratos de carbono, nuestro organismo tiene que recurrir a sus reservas de energía, la grasa corporal. Los azucares son el combustible de nuestro organismo. Cuando este combustible no es suficiente, los mecanismos de compensación de nuestro cuerpo comienzan a utilizar como fuente energetica las grasas almacenadas, produciendo cuerpos cetónicos.

Ventajas e inconvenientes de la Cetosis.

La producción de cuerpos cetónicos conduce a una situación fisiológica natural conocida como CETOSIS. Esta situación de cetosis es muy interesante para lograr el objetivo de bajar de peso ya que:

Tiene importantes VENTAJAS:

  • Es reflejo de que nuestro organismo esta QUEMANDO GRASAS.
  • Disminuye de la sensación de hambre, es ANOREXIGENA, y nos permite hacer una dieta baja en calorías sin pasar hambre.
  • Da sensación de bienestar y energía, es PSICOESTIMULANTE, al contrario que otras muchas dietas que nos dejan apagados y con dificultades en el día a día.
  • Hay una amplia experiencia científica que la respalda, por lo que bien indicada ES UNA DIETA SEGURA Y EFICAZ.

Pero también tiene INCONVENIENTES:

  • Da un ALIENTO característico a acetona en algunos pacientes.
  • Los CALAMBRES, que son raros, junto con el ESTREÑIMIENTO, mas habitual, se pueden controlar siguiendo las indicaciones oportunas.
  • Requiere SUPLEMENTACIÓN personalizada con vitaminas y minerales
  • Supone un ESTRÉS PARA HÍGADO Y RIÑONES que deberán estar en perfectas condiciones antes de iniciar una dieta de estas características.
  • Mal indicada puede ser causa de enfermedad e incluso de muerte.

Esta dieta, muy conocida y extendida por todo el mundo, tiene sus riesgos, por lo que SIEMPRE DEBE ESTAR SUPERVISADA POR UN MEDICO.

Contraindicaciones de la DIETA PROTEICA:

  • Niños menores de 15 años.
  • Paciente mayores con comorbilidad importante.
  • Embarazo y/o lactancia.
  • Trastornos de la conducta alimentaria.
  • Alcoholismo / Toxicomanía.
  • Alteración psicológica grave (esquizofrenia, Bipolaridad, Depresión severa).
  • Insuficiencia hepática.
  • Insuficiencia renal.
  • Diabetes mellitus tipo 1.
  • Tratamiento con tiazidas o furosemida. (Contraindicación relativa)
  • Corticoides por vía sistémica.
  • Alteraciones suprarrenales. (Contraindicación relativa)
  • Hemopatías.
  • Cáncer (Hasta alta por Oncología).
  • Enfermedad cardiovascular o cerebrovascular decompensada.
  • Arritmias cardíacas.
  • Infarto de miocardio reciente Ángor inestable.
  • Insuficiencia cardíaca descompensada.
  • ACV reciente.
  • Gota. (Contraindicación relativa)
  • Litiasis renal. (Contraindicación relativa)
  • Colelitiasis. (Contraindicación relativa)
  • Diabetes tipo 2 con necesidad de insulina.
  • Trastornos electrolíticos.
  • Hipotensión ortostatica.
  • Tratamiento con anticoagulantes. (Contraindicación relativa)

La Dieta Proteica es una DIETA DESEQUILIBRADA, no debe mantenerse mas allá de un tiempo máximo dependiendo de las características de cada persona, si bien este concepto esta actualmente en revisión.

Debido a todo ello esta fase de nuestro método se indica solo a pacientes muy seleccionados y siempre bajo estrecho control medico.

Finalmente todos los pacientes alcanzaran la DIETA DEFINITIVA, basada en los criterios de Índice y Carga Glucémica de los alimentos y  en otros conceptos.