NOSOTROS

BlogMedica es una web personal pero abierta a la colaboración y participación de todo el que quiera y tenga algo que aportar.

Mi nombre es José Miguel Alonso Hernández, soy licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de La Laguna, con mas de 30 años de experiencia en la atención de pacientes con problemas de salud. Medico especialista en Geriatría y Gerontología y Master universitario en Medicina Antienvejecimiento por la Universidad Complutense de Madrid.

Enlace a la Organización Medica Colegial donde puede usted comprobar mi colegiación en el Col. Oficial de Medicos de Santa Cruz de Tenerife (España). con el nº 383803193

Mi interés por la Nutrición Humana comenzó hace muchos años, al iniciar mis estudios de Medicina y con mas intensidad durante el estudio de los procesos de envejecimiento donde la Nutrición tiene un papel destacadísimo.

Pero son una serie de sucesos personales los que me llevan, hace unos años, a abrir una consulta monográfica para el tratamiento de la Obesidad y el Sobrepeso y que me han llevado a editar el sitio web que esta usted visitando.

MI HISTORIA PERSONAL

Todo comenzó debido a un problema de salud que tuve y que transformo mi vida, le cuento resumidamente mi historia.

Hace mas de 30 años, cuando tenia 25 años de edad, mi peso era de 82 kg y mi estatura de 189 cm, estaba en excelente estado de salud y no tenia ninguna enfermedad. Con el devenir de los años y tras finalizar mis estudios universitarios comence con el ejercicio de la Medicina. Era entonces uno mas de los jovenes sedentarios y con malas costumbres alimentarias que comenzaba lenta pero inexorablemente a aumentar de peso. Hace unos pocos años ya alcanzaba los 112 Kg. y presentaba en los controles analíticos colesterol y triglicéridos altos, una cintura de 118 cm.…tenia un problema de salud conocido como Síndrome Metabólico. Se trata de una proceso que aumenta el riesgo de padecer multitud de enfermedades, especialmente de tipo cardiovascular, (Hipertensión Arterial, Diabetes Mellitus), peto tambien varios tipos de Cáncer, Lumbalgias y problemas osteoarticulares, como artrosis, Depresión y otros muchos procesos que aun hoy están siendo puestos en evidencia.

En aquel entonces mi actitud era totalmente pasiva, no hacia nada al respecto, y mi peso  iba progresivamente aumentando. La misma actitud que veo hoy en día en muchos de los pacientes que acuden a  mi consulta.

Tan ciego estaba a mi problema que fue mi esposa, también medica como yo, quien observo conductas que nunca había visto en mi anteriormente. En la mesa comía de forma exagerada, en grandes cantidades, nunca terminaba de saciarme. Bebía agua a todas horas y me levantaba por las noches a orinar varias veces, algo que nunca antes sucedia. De esos síntomas yo no era consciente es mas, estaba contento porque estaba viendo que incluso había perdido algunos kilos. Presentaba los mismos síntomas con que diagnosticaba a muchos de mis pacientes y que, sin embargo, no era capaz de  observar en mi mismo…Tenia diabetes.

Ni siquiera cuando lo supe cambie mis hábitos, los que me habían llevado a esa situación. Simplemente me limite a tomar fármacos para controlar mi azúcar y mi colesterol y continué mi vida sin afrontar la peligrosa realidad que estaba viviendo.

 

Después de un año el control de mi diabetes podía decirse que era bueno; la hemoglobina glicada o glicosilada estaba en 6.1 lo que significa un buen control de la diabetes. Pero continuaba obeso, comiendo de todo y con un estilo de vida totalmente sedentario. Al año siguiente, subiendo algunos kilos más, mi hemoglobina glicada lógicamente también subió, paso a 6.3, un control también aceptable según las guías médicas.

Seguía sin querer afrontar la realidad…mi salud cada día que pasaba empeoraba, no solo por la diabetes y el colesterol elevado, además tenia frecuentes dolores de espalda que se irradiaban a mi pierna derecha y que alguna vez incluso me habían impedido acudir al trabajo, sentía un malestar general permanente, cansancio a esfuerzos cada vez menores, mal humor y la sensación de que cada día era un suplicio salir a trabajar. Así continuaron las cosas hasta el al año siguiente cuando me hice mi analítica anual. La hemoglobina glicada se habia disparado por encima de 7.0. Fue entonces fue cuando algo ocurrió en mi…me di cuenta que mi vida no podía continuar así…¡hice clic!…

Había visto pasar por mi consultorio centenares de pacientes con problemas parecidos al mío, que finalmente terminaban con una vida destrozada por sus problemas de salud.

 

No quería ser uno de ellos.

 

Sabía que si no ponía remedio pronto a esa situación que progresivamente me iba conduciendo al abismo, sin duda terminaría mal.

Y me puse manos a la obra. Comencé a recuperar la información sobre Nutrición, Obesidad y Sobrepeso que tenia de mis muchos cursos sobre el tema.

El panorama no era muy alentador. Todos los informes y la experiencia de mis colegas a los que consulte coincidían en que los pacientes obesos que lograban con grandes esfuerzos bajar de peso, terminaban después de poco tiempo recuperando el peso perdido, parecía entonces…y aun hoy lo parece, que tratar la obesidad es una batalla perdida de antemano.

 

Pero no me di por vencido… ¡Mi vida estaba en juego!...seguí estudiando y leyendo todo lo que caía en mis manos. Acudí a cursos y congresos sobre control de peso, indague en la bibliografía medica mas actual...y finalmente compuse una dieta que recogía lo que a mi criterio era lo mejor de cada una de todas las que me parecieron que podían aportar algo y que tenían un respaldo científico tras ellas…y seguí leyendo y comprobando que los principales expertos coincidían en que mis deducciones estaban bien encaminadas…encontré un manera aceptable para controlar mi enfermedad.

 

Y puse en practica ese método de cambio de vida conmigo mismo.

 

El resultado esta a la vista. Actualmente peso 89 Kg., 23 Kg. menos que hace tres años atrás y me mantengo en ese peso desde entonces. La diabetes ha desaparecido, he podido suspender el tratamiento farmacológico que estaba tomando, mi hemoglobina glicada sin fármacos esta ahora en 5.4, como la de cualquier persona sana. No he tenido ni un solo episodio de lumbalgia desde que baje de peso, me levanto por las mañanas perfectamente descansado y con ganas de acudir a mi trabajo, mi colesterol sigue ligeramente elevado debido a que tiene un carácter hereditario y lo controlo suplementando adecuadamente mi nutrición. Afronto la vida con optimismo y tengo proyectos nuevos que afronto con ganas e ilusión.

 

"Mi proyecto actual es compartir mis conclusiones con todo aquel que tenga un problema de sobrepeso o de obesidad y quiera conocer como resolverlo."

NO DUDE EN CONECTAR CONMIGO SI CREE QUE PUEDO AYUDARLE.